12. Jan 2022

Sin peros:

Sin peros: incluso las infecciones por Helicobacter pylori asintomáticas deben ser tratadas

Wiesbaden – Independientemente de la presencia de síntomas, enfermedades secundarias o complicaciones en el momento del diagnóstico, una infección por Helicobacter pylori (HP) se define ahora como una enfermedad infecciosa que requiere tratamiento.

Según este último consenso internacional, ya no es conveniente realizar la erradicación del HP solo en ciertas circunstancias, como ocurría anteriormente.

Así lo afirmó el Prof. Joachim Labenz, de la Diakonie-Klinikum Jung-Stilling de Siegen, en el 125º congreso de la Sociedad Alemana de Medicina Interna (DGIM) celebrado en Wiesbaden. También informó sobre las recomendaciones actuales para el diagnóstico y el tratamiento.

Pruebas de H. pylori: se amplía el círculo de personas

¿Quién debe someterse a las pruebas para detectar la bacteria H. pylori en el aparato digestivo? Antiguamente, la realización de estas pruebas estaba indicada en pacientes con úlcera, con linfoma MALT y en personas con dispepsia, tratamiento con antiinflamatorios no esteroideos (AINE) de más de un mes o antecedentes familiares de cáncer gástrico. „Ahora también se recomienda realizar estos análisis en caso de antecedentes familiares de úlcera péptica, vivir en un hogar con alguien infectado por HP y ser inmigrante de primera generación procedente de países con alta prevalencia“, explicó Labenz. Estos últimos incluyen principalmente países en desarrollo de África, América Latina y Asia.

Terapia triple solo en casos de baja resistencia a la claritromicina

Las recomendaciones de tratamiento actuales prevén la antigua terapia triple estándar (PAC = inhibidor de la bomba de protones + amoxicilina + claritromicina o PMC = inhibidor de la bomba de protones + metronidazol + claritromicina) sólo en caso de baja resistencia primaria a la claritromicina de hasta el 15 %, como explicó Labenz. Por ello, la duración recomendada de la terapia se ha ampliado de 7 a 14 días. Sin embargo, un metaanálisis sobre la situación mundial, cada vez más agravada, de la resistencia a los antibióticos de HP muestra que en la región europea de la OMS la claritromicina ya es ineficaz en el 18 % de la población cuando se utiliza contra HP, y en la zona del Mediterráneo oriental el porcentaje es incluso mayor, 33 %. Las estimaciones para Alemania se sitúan actualmente entre el 11 y el 15 % (posiblemente superior a nivel regional), con una tendencia ascendente. Sin embargo, la resistencia primaria al metronidazol es aún mayor: 32 % en Europa y 56 % en la región del Mediterráneo oriental.

La terapia cuádruple como tratamiento de elección

„Se han alcanzado así niveles alarmantes de resistencia“, dijo Labenz, „con importantes implicaciones para el tratamiento de las infecciones por HP“. Si se puede suponer que la resistencia primaria a claritromicina en la población respectiva de pacientes es superior al 15 % o, que los pacientes tienen factores de riesgo de resistencia a claritromicina (país de origen, exposición previa a macrólidos), una estrategia terapéutica con medicación cuádruple es ahora el nuevo estándar: terapia cuádruple con bismuto (inhibidor de la bomba de protones + bismuto + tetraciclina + metronidazol durante 10 días) o, como alternativa, terapia cuádruple combinada („concomitante“) con inhibidor de la bomba de protones, amoxicilina, claritromicina y metronidazol. Después de cada tratamiento, debería ser obligatorio un control de erradicación (preferiblemente mediante una prueba de aliento con 13C-urea). „Resulta problemático para el médico individual estimar, a partir de los datos epidemiológicos disponibles en Alemania, si la resistencia a claritromicina de HP en su región o en su grupo de pacientes está ahora por debajo del 15 %“, dijo el gastroenterólogo de Siegen en conversación con Medscape. „Por lo tanto, mi recomendación es pasar directamente a la terapia cuádruple sin pruebas de resistencia“.

Erradicar el HP para prevenir el cáncer

La infección por Helicobacter pylori es un factor de riesgo importante para el cáncer gástrico, ya que provoca una gastritis crónica activa, que suele ser de por vida. „Por lo tanto“, dijo Labenz, „la erradicación del HP también significa la prevención del cáncer gástrico“. Es especialmente eficaz en los países de alta prevalencia y cuando la medicación se inicia tempranamente. También es eficaz como profilaxis secundaria tras la endoterapia de un carcinoma temprano. El gastroenterólogo de Siegen se refirió a estudios actuales que amplían estos hallazgos: según éstos, la erradicación del HP conduce a una regresión de las atrofias de la mucosa y de la metaplasia intestinal como estadios precancerosos. Los estudios realizados en Asia sugieren que el riesgo de carcinoma gástrico puede reducirse incluso en los pacientes de mayor edad (más de 60 años). Un estudio sueco ha demostrado de forma impresionante que esto también es posible en Europa: Si se realizan exámenes de seguimiento en los pacientes entre 5 y 7,5 años después de la erradicación del HP, se ha observado una reducción del riesgo de casi el 70 % (SIR: 0,31) en comparación con la población total. Según Labenz, los carcinomas pueden crecer más rápido en el estómago que en otras localizaciones.

 

 
Manténgase informado
Nuestro blog OMNi-BiOTiC®

Lea artículos interesantes sobre el intestino y sus habitantes microscópicos y obtenga consejos para mantener la salud intestinal

Madre e hijo
Cólico del lactante
Madre e hijo, Noticias de investigación
La microbiota intestinal de los bebés
Problemas y asesoramiento
Cómo vivir con el síndrome del intestino irritable (SII)
Noticias de investigación, Salud de la mujer
La microbiota vaginal
Madre e hijo
El sistema inmunitario del niño
Problemas y asesoramiento
Efectos secundarios del estrés
Nutrición y recetas
Sopa de calabacines y perejil
Noticias de investigación
¿Cápsula endoscópica en lugar de colonoscopía?