11. May 2022

Herbert Hauser

Vacaciones con niños

Los padres deben tener en cuenta que los preparativos para las vacaciones pueden provocar estrés en sus hijos. Principalmente en el caso de viajes de larga distancia.

Las vacaciones no son solo un momento para relajarse, sino también un tiempo valioso para que jóvenes y mayores compartan experiencias, lejos del estrés de la vida cotidiana. Pero hay que tener en cuenta algunas cosas a la hora de viajar, porque cualquier viaje puede resultar estresante para toda la familia: al 25 % de los niños les resulta dolorosa la compensación de la presión durante el despegue y el aterrizaje de un avión, y los bebés y los niños pequeños, en particular, recurren al llanto y los gritos en estas situaciones. La igualación de la presión puede apoyarse activamente bostezando, masticando o tragando, y comer y beber puede ayudar en estos casos.

Botiquín de primeros auxilios para toda la familia

La gama de posibles destinos y actividades es ilimitada. Los operadores turísticos ofrecen opciones de vacaciones adaptadas a cada grupo etario: alojamientos para bebés, en los que tanto las instalaciones para dormir como la comida cumplen los requisitos necesarios, y las numerosas ofertas para los “grandes” quitan mucho estrés a padres e hijos. Sin embargo, el destino del viaje también se puede elegir de acuerdo con aspectos completamente diferentes, por ejemplo, unas vacaciones en el mar o en la montaña son ideales para niños con alergias,  para darle un descanso a sus vías respiratorias estresadas.

Incluso si las vacaciones “solo” lo llevan a Italia, debe equipar su botiquín de primeros auxilios para casos de emergencia.

¡Esto no debe faltar en su botiquín de primeros auxilios!

Un largo viaje, comida inusual y muchas impresiones nuevas en el destino turístico altera ligeramente la digestión del niño –  el vientre se les hincha o no pueden ir de cuerpo. Mucho líquido y ejercicio, por ejemplo, en el agua o en la playa, soluciona los pequeños problemas, y un suave masaje abdominal de mamá y papá (en el sentido de las agujas del reloj) también ayuda. El mundo de las plantas también puede utilizarse como complemento: La papaya tiene propiedades digestivas que alivian suavemente las flatulencias y el estreñimiento. Es posible conseguir un concentrado de papaya puramente ecológico, envasado en barritas adecuadas para viajar, que también es ideal para los niños. Asegúrese de que su hijo realice al menos 3 deposiciones a la semana.

Vacaciones frustradas en lugar de soñadas

La venganza de Moctezuma” es probablemente el escenario más desfavorable de las vacaciones: además de la diarrea, los pequeños suelen sufrir dolores de estómago y fiebre. Incluso si las vacaciones “solo” lo llevan a Italia, debe equipar su botiquín de primeros auxilios para casos de emergencia y seguir importantes normas de higiene en el destino turístico elegido: el agua del grifo es un tabú (incluso para lavarse los dientes), porque suele estar repleta de microorganismos. Por lo tanto, también deben evitarse los cubitos de hielo o las frutas y verduras crudas lavadas lavadas con agua del grifo. Es seguro beber agua embotellada y asegurarse de que las verduras, pero sobre todo la carne y el pescado, estén bien cocinados. Además, los expertos recomiendan preparar el intestino para el viaje con probióticos especiales, que son aptos para los niños y que, de hecho, pueden prevenir la diarrea del viajero, como se ha demostrado científicamente.

 
Manténgase informado
Nuestro blog OMNi-BiOTiC®

Lea artículos interesantes sobre el intestino y sus habitantes microscópicos y obtenga consejos para mantener la salud intestinal

Madre e hijo
Cólico del lactante
Noticias de investigación
¿Cápsula endoscópica en lugar de colonoscopía?
Madre e hijo, Problemas y asesoramiento
Uso de antibióticos en niños: cosas a tener en cuenta
Problemas y asesoramiento
Efectos secundarios del estrés
Problemas y asesoramiento
Vientre hinchado ¿qué ayuda realmente?
Noticias de investigación
Akkermansia muciniphila: una bacteria subestimada
Noticias de investigación
Sin peros: incluso las infecciones por Helicobacter pylori asintomáticas deben ser tratadas
Problemas y asesoramiento
Síndrome del intestino irritable (SII)