12. Jan 2022

Heidi Valencak-Hösel

Bacterias intestinales: rol clave contra los virus

Las bacterias probióticas desempeñan un papel importante en el mantenimiento de la barrera intestinal y también son capaces de influir positivamente en las células inmunitarias de nuestro organismo. Además, han desarrollado mecanismos especiales para inactivar a los intrusos no deseados, por ejemplo, los virus. 

Mecanismos de defensa contra los virus

Las bacterias intestinales “beneficiosas” utilizan diversas estrategias para combatir los virus, por ejemplo:

  1. Mecanismo de captura: ciertas cepas bacterianas pueden unir los virus a su superficie celular y “retenerlos” allí.
  2. Liberación activa de sustancias antivirales: algunas cepas bacterianas son capaces de producir bacteriocinas. Estas sustancias (por ejemplo, el peróxido de hidrógeno o el lactato) pueden, entre otras cosas, limitar la proliferación de los virus o interferir en la interacción de los mismos con las células diana.
  3. Bloqueo de receptores: En la superficie de las células (por ejemplo, las células del epitelio intestinal) hay distintos tipos de receptores. Ciertas sustancias o virus pueden acoplarse a estos receptores y desencadenar una reacción en las células o ingresar en ellas. Lo peculiar de los receptores es que tienen sitios de unión específicos: no todas las sustancias pueden unirse a todos los receptores, sino que ambos componentes deben encajar específicamente, como una llave en una cerradura. Ciertas bacterias pueden ocupar la superficie de las células del epitelio intestinal, bloqueando los receptores e impidiendo así que los virus ingresen en las mismas.
  4. Activación de los fagocitos: Las bacterias probióticas pueden activar los fagocitos (también llamados macrófagos), cuya tarea es limpiar el organismo de diversas sustancias nocivas. Los macrófagos absorben los virus, entre otras cosas, y luego los destruyen.

Las armas de las bacterias probióticas contra los virus

Las bacterias son hasta 100 veces más grandes que los virus y pueden combatirlos y proteger nuestro organismo de las enfermedades.

A continuación, explicaremos diferentes mecanismos de defensa contra los virus:

  • Las bacterias probióticas se adhieren a la superficie de los virus evitando así que estos infecten las células de nuestro organismo.
  • Los probióticos producen sustancias que pueden destruir los virus.
  • Las bacterias probióticas bloquean los puntos de anclaje de los virus y así evitan que estos infecten las células de nuestro organismo.
  • La capa de moco del intestino dificulta el desplazamiento de los virus. Además, el moco contiene sustancias que inactivan los virus.
  • Las bacterias probióticas estimulan el sistema inmunitario y aumentan así la resistencia a los virus.

 

 
Manténgase informado
Nuestro blog OMNi-BiOTiC®

Lea artículos interesantes sobre el intestino y sus habitantes microscópicos y obtenga consejos para mantener la salud intestinal

Madre e hijo
Cólico del lactante
Noticias de investigación
Cuando el intestino nos deprime
Noticias de investigación, Salud de la mujer
Infecciones urinarias
Problemas y asesoramiento
Probióticos y diarrea del viajero
Problemas y asesoramiento
6 razones por las que la triatleta Simone Kumhofer confía en OMNi- BiOTiC®
Madre e hijo, Noticias de investigación
Los probióticos ayudan al sistema inmunitario del bebé
Problemas y asesoramiento
Mantenerse en forma a pesar de las alergias
Noticias de investigación
¿Qué necesita nuestro intestino en verano?