Sequedad vaginal

Rosa

Las glándulas de la mucosa vaginal producen un moco que mantiene la vagina hidratada. La falta de mucosidad o humedad se conoce como «sequedad vaginal» y puede afectar a mujeres de cualquier edad. Pero, ¿cuáles son las causas y qué pueden hacer las mujeres al respecto?

En la vagina se produce diariamente un fluido de color blanco lechoso a transparente, también conocido como «flujo vaginal». El flujo sano tiene una consistencia blanca y cremosa y es inodoro. Una vagina demasiado seca se nota cuando la vagina pica, arde y duele durante las relaciones sexuales.

La función principal del flujo vaginal es la de brindar protección contra los agentes patógenos, pero también la de permitir una penetración fácil e indolora del pene durante el acto sexual. Cuando se excita, la vagina libera una secreción viscosa que hace que las relaciones sexuales sean más cómodas tanto para el hombre como para la mujer y evita lesiones.

¿A quién puede afectar la sequedad vaginal?

La sequedad vaginal afecta tanto a las mujeres jóvenes, sexualmente activas, como a las que atraviesan la menopausia. Bajo la influencia de los estrógenos, las glándulas situadas en la mucosa vaginal producen un moco que mantiene húmeda la vagina y cuya cantidad varía en función de la excitación y del ciclo menstrual. La falta de moco o humedad se denomina entonces «sequedad vaginal».

Causas de la sequedad vaginal

La sequedad vaginal tiene muchas causas. Algunas de ellas se deben a una alteración del microbioma, es decir, a un desequilibrio de las bacterias de la flora vaginal.

  • Menopausia: Una de las causas más conocidas de la sequedad vaginal es la menopausia. Se caracteriza por una menor producción de las hormonas femeninas estrógeno y progesterona. Debido a la falta de estrógenos, el epitelio vaginal deja de formarse, lo que hace que la vagina pierda su protección.
  • Embarazo y lactancia: Las fluctuaciones hormonales durante el embarazo pueden provocar sequedad vaginal, si bien esta es de carácter transitorio. Las glándulas mucosas se ven afectadas durante un tiempo después del parto, pero se recuperan al cabo de unas seis u ocho semanas.
  • Anticonceptivos hormonales: Las mujeres más jóvenes también se ven afectadas por la sequedad vaginal. Especialmente las que utilizan anticonceptivos con dosis bajas de hormonas. Este tipo de anticonceptivos provocan una reacción en el organismo que hace que éste deje de producir suficiente estrógeno, lo que provoca un descenso de los niveles del mismo.
  • Insuficiente estado de excitación: Si la mujer no está suficientemente excitada, la vagina tampoco está suficientemente hidratada. Esto puede provocar dolor y ardor en la vagina cuando el pene penetra.
  • Diversas enfermedades e infecciones: Hay varias enfermedades que también pueden ser la causa de la sequedad vaginal. Entre ellas, la diabetes mellitus, los daños renales o hepáticos, los trastornos tiroideos, la depresión o la hipertensión. También una infección fúngica previa puede ser la culpable de la falta de hidratación.
  • Higiene íntima incorrecta: Una higiene íntima inadecuada o excesiva con lociones de lavado íntimo, sprays o duchas vaginales que contienen sustancias irritantes como jabón, siliconas, parabenos y perfume también son motivo de desequilibrio de la flora vaginal, lo que a su vez puede provocar sequedad vaginal.

¿Qué hacer en caso de sequedad vaginal?

Ginecóloga y paciente - Sequedad vaginal

Existen muchas causas diferentes de la sequedad vaginal, por lo que la forma de tratamiento también depende del factor desencadenante.

En la actualidad existen buenos remedios que ayudan de forma aguda contra la sequedad vaginal, por ejemplo, lubricantes artificiales, geles hidratantes especiales para la vagina o la variante natural: el aceite de coco.

También hay estudios que demuestran que tomar probióticos especialmente desarrollados para la flora vaginal, tiene un efecto positivo sobre la sequedad vaginal a largo plazo.

Un consumo suficiente de líquidos también puede tener un efecto positivo en los fluidos vaginales.

OMNi-BiOTiC® FLORA plus+
OMNi-BiOTiC® FLORA plus+ Para una flora vaginal saludable
  • Para el manejo dietético de la flora vaginal dañada
  • Contra la picazón y el ardor en la zona íntima
  • Empleo sencillo e higiénico: ¡simplemente se bebe!
  • No produce descargas adicionales 
  • Se puede utilizar durante el período
  • Libre de hormonas, proteína animal, gluten, levadura y lactosa
Comprar

Índice

OMNi-BiOTiC®
Probióticos - para su buen intestino
OMNi-BiOTiC Pro-Vi 5
OMNi-BiOTiC Pro-Vi 5
desde 20,95 €
al producto
OMNi-BiOTiC® 10 AAD
OMNi-BiOTiC® 10 AAD
desde 17,50 €
al producto
OMNi-BiOTiC® 6
OMNi-BiOTiC® 6
desde 44,50 €
al producto
OMNi-BiOTiC® Activo
OMNi-BiOTiC® Activo
desde 44,50 €
al producto
OMNi-BiOTiC® COLONIZE
OMNi-BiOTiC® COLONIZE
desde 44,50 €
al producto
OMNi-BiOTiC® FLORA plus+
OMNi-BiOTiC® FLORA plus+
desde 20,95 €
al producto
OMNi-BiOTiC® HETOX
OMNi-BiOTiC® HETOX
desde 82,95 €
al producto
OMNi-BiOTiC® metabolic
OMNi-BiOTiC® metabolic
desde 44,50 €
al producto
OMNi-BiOTiC® Metatox
OMNi-BiOTiC® Metatox
desde 44,50 €
al producto
OMNi-BiOTiC® PANDA
OMNi-BiOTiC® PANDA
desde 11,95 €
al producto
OMNi-BiOTiC® STRESS Repair
OMNi-BiOTiC® STRESS Repair
desde 11,95 €
al producto
OMNi-BiOTiC® VIAJE
OMNi-BiOTiC® VIAJE
desde 44,50 €
al producto