El microbioma como base del bienestar femenino

Salud de la mujer

Muchas mujeres conocen el caos en el área genital y los problemas digestivos. Pero por vergüenza, muchas nunca abordan estos problemas. Ni siquiera con su mejor amiga, y ciertamente no con la propia pareja. La flora intestinal y vaginal forman la base del bienestar femenino y merecen la atención adecuada.

¿Su flora vaginal está bien?

Una  flora vaginal equilibrada juega un papel decisivo en el bienestar de toda mujer, porque este escudo protector de innumerables lactobacilos, también llamados bacterias del ácido láctico, es crucial para mantener la salud del tracto urogenital femenino. Al formar ácido láctico, estas bacterias beneficiosas aseguran un pH ácido en la vagina, en el que los gérmenes y hongos patógenos no pueden proliferar.

La construcción de la flora vaginal comienza al nacer, a través de la ingesta oral de bacterias beneficiosas. Estos importantes simbiontes conocen su destino exacto en el cuerpo humano y encuentran su lugar en muy poco tiempo. Así, sobre todo después de la toma de antibióticos, pero también si se producen otros trastornos en la zona vaginal, es fundamental suministrar por vía oral precisamente aquellas bacterias que luego colonizan rápidamente vagina.

Está claro que una flora intestinal sana es la base del bienestar femenino, y todo lo que perturba el  microbioma intestinal, también debilita la flora vaginal. En particular Stress y la toma de antibióticos a menudo provocan un crecimiento excesivo de intrusos no deseados en la vagina, pero los cambios hormonales (por ejemplo, debido a la píldora, el embarazo o la menopausia)también ponen a prueba el escudo protector de la zona íntima: el 75 % de las mujeres tienen hongos vaginales al menos una vez en la vida, una de cada dos mujeres sabe lo que es una infección urinaria, y la vaginosis bacteriana es especialmente frecuente durante el embarazo.

El concepto de 2 pasos para su bienestar

1. Paso: OMNi-BiOTiC® FLORA plus +

Para equilibrar la flora vaginal, los probióticos especialmente desarrollados son la solución ideal: OMNi-BiOTiC® FLORA plus + contiene cuatro cepas bacterianas que han sido seleccionadas y probadas en estudios clínicos y son especialmente adecuadas para mejorar la composición de la flora vaginal.

Lo especial de OMNi-BiOTiC® FLORA plus + es que se toma por vía oral: ¡Simplemente se bebe! Su zona íntima se coloniza de forma totalmente natural con esas bacterias del ácido láctico que forman parte de una flora vaginal sana, sin irritantes adicionales ni sustancias artificiales procedentes de las cubiertas de las cápsulas y supositorios.

Una o dos veces al día, mezclar el contenido de un sobre de OMNi-BiOTiC® FLORA plus+ (= 2 g) con 125 mL de agua. Esperar al menos 1 minuto (tiempo de activación), mezclar nuevamente y luego beber. ¡Para que finalmente pueda mantener el equilibrio de la flora vaginal de forma fácil y natural! 

Al producto (en alemán)

2. Paso: OMNi-LOGiC® FIBER

Especialmente en las fases estresantes, tiramos rápidamente por la borda nuestras buenas intenciones nutricionales: por falta de tiempo, recurrimos a productos preparados ricos en grasas y azúcares, engullimos rápidamente la comida o incluso prescindimos por completo de los alimentos. Los carbohidratos simples, como los que se encuentran en la comida rápida en forma de azúcar o harina, proporcionan energía pero apenas contienen fibra dietética.

OMNi-LOGiC® FIBER contiene dos fuentes de fibra dietética investigadas científicamente: la dextrina de maíz resistente y la goma guar se toleran muy bien y son una fuente importante de nutrientes, especialmente para las bifidobacterias y lactobacilos importantes.

Nuestro consejo: añadir OMNi-LOGiC® FIBER a cualquier líquido (agua, jugo, té, yogur, sopa, ...) ¡sin cambiar su sabor ni consistencia! Se recomienda tomar 2 dosis de 5 g de OMNi-LOGiC® FIBER al día para apoyar la salud intestinal y compensar el déficit de fibra dietética.

Al producto

Infecciones comunes del tracto genital

¿Vaginosis bacteriana o candidiasis vaginal?

Los hongos y otros gérmenes a menudo se convierten en compañeros de vida no queridos y provocan repetidamente picor, ardor y una secreción desagradable. Esto no solo afecta la salud de la zona urogenital, sino que también restringe enormemente el bienestar, la autoestima y la vida amorosa. Sin embargo, nuevos estudios demuestran que la composición de la flora vaginal puede mejorar con el simple consumo de probióticos: así, el escudo protector de la zona genital se refuerza de forma natural y los microorganismos patógenos pueden ser desplazados antes de que causen estragos en el tracto vaginal.

Vaginosis bacteriana

Si se altera el pH vaginal, los microorganismos dañinos penetran y pueden proliferar con mucha facilidad. Este exceso de bacterias malas, como Gardnerella vaginalis, el principal patógeno de la vaginosis bacteriana, hace que las bacterias del ácido láctico sean desplazadas y, por lo tanto, otros patógenos pueden propagarse sin obstáculos. Los síntomas típicos de la vaginosis bacteriana son picor y una secreción fina de color blanco grisáceo con olor a pescado. Las aminas son las responsables de este olor desagradable, que se forma cuando la Gardnerella descompone las proteínas.

Hongos vaginales

La micosis vaginal es una de las infecciones más comunes en las mujeres. Es causada por levaduras, especialmente por Candida albicans. Se estima que tres de cada cuatro mujeres desarrollarán hongos vaginales al menos una vez en la vida. Los síntomas comunes que ocurren durante la infección son picazón, sensación de ardor en la vagina y secreción blanquecina-amarillenta y coito doloroso.

Alteración de la flora vaginal e infecciones urinarias recurrentes

Por lo general, las infecciones bacterianas del área genital se tratan exclusivamente con antibióticos, lo que destruye una y otra vez los microorganismos beneficiosos pero también daña de forma masiva el escudo protector de la zona genital. Por lo tanto, no es de extrañar que muchas mujeres luchen con molestias recurrentes en el área genital: el 60 % de las mujeres que tienen vaginosis bacteriana volverán a sufrir los síntomas al cabo de seis meses como máximo.

Las infecciones del tracto urinario afectan al 25 % de las mujeres, y a menudo se convierten en dolencias crónicas. Los gérmenes que causan enfermedades son extremadamente creativos cuando se trata de su propia supervivencia: si la flora vaginal está desequilibrada, la superficie de la vagina puede cubrirse con un biofilm. En esta fina capa de moco, formada por los mismos microorganismos dañinos, los patógenos están presentes en altas concentraciones y bien protegidos de nuestro sistema inmunitario y de los antibióticos. En consecuencia, tal biopelícula favorece la recurrencia de las infecciones vaginales. Hay dos tipos de bacterias responsables de las infecciones urinarias recurrentes: Escherichia coli y Gardnerella vaginalis. Las primeras ingresan al tracto urinario a través de la vagina, desde el intestino y se implantan en la pared de la vejiga. Allí están tan bien escondidos que ni los antibióticos pueden atacarlos ni las propias defensas del organismo pueden detectarlos. Al ingresar la Gardnerella vaginalis, la E. coli se activa nuevamente y desencadena la inflamación del tracto urinario.

 

La más alta calidad para su salud

OMNi-BiOTiC® & OMNi-LOGiC®

No post was found with your current grid settings. You should verify if you have posts inside the current selected post type(s) and if the meta key filter is not too much restrictive.
 

Todo sobre el tema

Salud de la mujer

Noticias de investigación, Problemas y asesoramiento, Salud de la mujer
Anticonceptivos y flora vaginal
Noticias de investigación, Problemas y asesoramiento, Salud de la mujer
Bacterias intestinales: nuestras compañeras de vida
Noticias de investigación, Salud de la mujer
Infecciones urinarias
Noticias de investigación, Salud de la mujer
Uso de antibióticos para infecciones urinarias: ¡menos es más!
Noticias de investigación, Salud de la mujer
La microbiota vaginal
Noticias de investigación, Problemas y asesoramiento, Reisetipps, Salud de la mujer
Vacaciones soñadas en lugar de frustradas
Noticias de investigación, Salud de la mujer
Relación entre la infertilidad y la flora vaginal