Bienestar general

El microbioma humano

¿Sabía que los seres humanos estamos densamente colonizados por bacterias? Dicha colonización ocurre en la piel, en el tracto intestinal y respiratorio, en el sistema genitourinario... En todas partes viven sus propias comunidades microbianas complejas. Incluso en el área vaginal y en las glándulas mamarias de las madres existen importantes bacterias protectoras que tienen un impacto significativo para el bebé, desde el nacimiento.

En nuestro cuerpo hay distintas microbiotas que interactúan y se apoyan mutuamente. Lo ideal es que haya un equilibrio entre las bacterias "buenas" y las "malas" en cada microbiota.

Si bien tenemos microorganismos patógenos en nuestro cuerpo, en condiciones normales no tienen un efecto negativo sobre nuestra salud. Sin embargo, cuando se altera el equilibrio microbiano, los gérmenes nocivos pueden proliferar rápidamente y desencadenar diversas enfermedades.

¿Qué es el microbioma?

El término "microbioma" se refiere a un ecosistema o comunidad microbiana que ocupa un determinado hábitat con características específicas. Básicamente, el microbioma es la totalidad de todos los microorganismos, es decir, bacterias, arqueas, virus, hongos y protozoos que colonizan un macroorganismo (humanos, animales, plantas).

El microbioma puede influir en el sistema inmunitario, el metabolismo y también el sistema hormonal del huésped. El microbioma humano es único para cada individuo y está compuesto por miles de especies bacterianas diferentes.

El origen del microbioma

La microbiota intestinal, es decir, la totalidad de los microorganismos del tracto digestivo, constituye la base de nuestro bienestar general. La microbiota intestinal, también conocida como flora intestinal, comienza a desarrollarse al nacer cuando el bebé ingiere líquido amniótico con las bacterias de la madre.

El desarrollo de la microbiota intestinal será diferente, de acuerdo al tipo de parto que se tenga. Esto se debe a que, en un parto natural, el niño entra primero en contacto con la microbiota vaginal y en una cesárea con la microbiota de la piel de la madre y con gérmenes del ambiente. A lo largo de nuestra vida, la microbiota intestinal cambia constantemente en su composición y diversidad debido a la dieta y el entorno.

El microbioma humano es único para cada individuo y está compuesto por miles de especies bacterianas diferentes.

¿Cuáles son las funciones del microbioma?

Lo ideal es que haya un alto nivel de diversidad en la microbiota intestinal, lo que significa que hay muchas cepas bacterianas diferentes. Las bacterias intestinales "buenas" ayudan con la digestión de los alimentos, por ejemplo, promoviendo el peristaltismo intestinal a través de la producción de ácidos grasos de cadena corta. La microbiota intestinal también desempeña un papel importante en la desintoxicación de productos químicos ambientales y farmacéuticos.

Además, las bacterias intestinales pueden producir vitaminas esenciales (por ejemplo, B1, B2, B6, B12 y K) y sustancias antiinflamatorias y son importantes para el funcionamiento. sistema inmunitario. Alrededor del 80 % de todas las células inmunitarias se encuentran en el intestino, lo que lo convierte en el mayor órgano inmunológico del organismo humano. Esto se debe a que la microbiota intestinal también es responsable de proteger y mantener la mucosa intestinal.

Diversos factores pueden causar disbiosis, es decir, un desequilibrio bacteriano en la microbiota intestinal. En este caso, los gérmenes patógenos pueden proliferar de manera óptima y la función de barrera de la mucosa intestinal se debilita. Esto puede provocar diversas enfermedades que no se limitan al intestino.

Microbioma y depresión

¿Cómo se relaciona el intestino con nuestro mundo emocional? ¿Qué influencia tiene el microbioma en las enfermedades mentales y qué papel pueden desempeñar los probióticos?

Factores que pueden modificar la microbiota intestinal

La microbiota intestinal está sujeta a una multitud de diferentes factores de influencia. Estos incluyen el origen geográfico, la edad, la genética, el estilo de vida y el medio ambiente. Con la edad, por ejemplo, cambia la diversidad y el número de bacterias intestinales.

Pero la dieta también puede influir en la composición y funcionalidad de la microbiota intestinal. Una dieta desequilibrada con una alta proporción de productos precocinados, comida rápida, aditivos (por ejemplo, conservantes), azúcar, etc., causan disbiosis. El consumo de tabaco y alcohol y la falta de ejercicio también son factores que alteran la microbiota intestinal. Incluso factores psicológicos como la ansiedad y el estrés pueden desequilibrar la flora intestinal. Los medicamentos como antibióticos, quimioterapia, etc., también pueden tener un efecto negativo en el microbioma.

Así es como puede fortalecer su microbioma

Usted mismo puede influir positivamente en algunos de los factores que afectan a la microbiota intestinal. Cuando se trata de la nutrición, es conveniente comer alimentos de alta calidad, frescos y ricos en fibra. Estos proporcionan nutrientes para las bacterias intestinales "buenas". Los prebióticos, es decir, la fibra dietética no digerible (como la inulina y la oligofructosa) promueven el crecimiento y la actividad de las bacterias en el intestino grueso. Algunos fitoquímicos (como los flavonoides de las manzanas o las antocianinas de las bayas) también tienen un efecto similar sobre el crecimiento de bacterias en el intestino grueso y, por lo tanto, pueden fortalecer la estabilidad de la barrera intestinal.

El ejercicio físico regular también tiene un efecto beneficioso sobre el microbioma. El ejercicio físico moderado puede tener un efecto positivo tanto en la calidad como en la cantidad de bacterias intestinales beneficiosas. Esto, a su vez, tiene un efecto positivo en el sistema inmunitario.

Sin embago, es muy difícil (o imposible) influir sobre ciertos factores como la edad, la genética o enfermedades que requieren medicación. En tales casos, es recomendable el uso de probióticos médicamente relevantes para restablecer el equilibrio intestinal y reforzar las bacterias "buenas". Así mismo, los prebióticos pueden promover el crecimiento de bacterias intestinales probióticas y prevenir la proliferación de gérmenes patógenos en la mucosa intestinal.

El concepto de 3 etapas para su salud intestinal

"Solucionar tareas complejas a menudo requiere elementos óptimamente coordinados". Nuestro intestino es uno de los órganos más complejos de nuestro cuerpo y, a menudo, requiere apoyo individual. Por esta razón, desarrollamos un concepto de 3 etapas para la salud intestinal".

Institut AllergoSan lleva más de 30 años investigando sobre el tema "intestino y microbioma". Las bacterias probióticas se complementan con extractos de plantas, micronutrientes y fibra dietética. Dependiendo de las necesidades individuales, los productos se combinan para proporcionar al intestino todos los nutrientes importantes.

1. Etapa: bacterias intestinales de alta calidad

Nuestros productos OMNi-BiOTiC® contienen bacterias intestinales. Estas bacterias de alta calidad llegan al intestino en gran número. De esta forma, pueden realizar diferentes tareas en su destino, porque cada cepa bacteriana tiene propiedades diferentes.

Obtenga más información sobre los productos OMNi-BiOTiC®

2. Etapa: fibra dietética específica

Para que las bacterias intestinales beneficiosas funcionen de forma óptima, es importante proporcionarles los nutrientes específicos. De esta manera, se generan las condiciones óptimas para que las bacterias probióticas puedan proliferar en nuestro intestino y contribuir a nuestro bienestar general.

Nuestros productos OMNi-LOGiC® ofrecen, entre otras cosas, fibra de alta calidad como fuente de nutrientes para importantes bacterias intestinales.

Obtenga más información sobre los productos OMNi-LOGiC®

3. Etapa: valiosos micronutrientes y sustancias vegetales

El cuerpo humano necesita diversos micronutrientes y extractos de plantas para funciones específicas. La barrera intestinal, en particular, requiere un cuidado especial . Esto se debe a que es capaz de regular qué sustancias se absorben de los alimentos y cuáles se excretan a través del intestino.

La gama de productos optimizada y ampliada de META-CARE® ofrece micronutrientes con el plus de potencia vegetal para las diversas exigencias de la vida.

Obtenga más información sobre META-CARE® (en alemán)

¿Qué producto le conviene?

Nuestro asesor de productos le ayudará a decidir

¿Está buscando un probiótico multiespecie adecuado para sus problemas? ¿Quiere tomar vitaminas y minerales específicos?

En el asesor de productos de Institut AllergoSan encontrará una descripción general de varias áreas de interés en relación con nuestros probióticos multiespecie, vitaminas y fibra dietética.

Encuentre ahora el producto adecuado para usted (en alemán)

Podcast (en alemán)

Microbioma y antibióticos

Los antibióticos pertenecen a un grupo de fármacos que han sido ampliamente discutidos en los últimos años. Si bien pueden salvar vidas en ciertas enfermedades, su uso es completamente habitual para muchos, mientras que otros prefieren utilizar estos medicamentos de la mejor manera posible. La nutricionista Cornelia Führer explica en este podcast cómo los antibióticos afectan el microbioma humano.

 

¡Siempre bien informado!

Nuestro blog OMNi-BiOTiC®

Noticias de investigación
¿La flora intestinal nos protege contra la demencia?
Institut AllergoSan, Noticias de investigación
Cáncer, quimioterapia y microbioma
Noticias de investigación, Problemas y asesoramiento
La microbiota intestinal en la vejez
Institut AllergoSan
Institut AllergoSan: 30 años de experiencia y presencia en el mercado mundial
Problemas y asesoramiento, Salud de la mujer
La microbiota intestinal y las hormonas
Madre e hijo, Problemas y asesoramiento
Efecto del estrés sobre la digestión en los niños
Noticias de investigación
Preguntas frecuentes sobre OMNi-BiOTiC®